No hay tiempo que perder…

Para nosotros, en Casa Muria, es un mantra que nos repetimos todos los días, disfrutar del día a día. El pasado ya pasó y no es necesario recordarlo, salvo para aprender de él, y el futuro es incierto, solo es útil para soñar con lo que queremos para nuestra vida.

Una celebración diferente

Cuando hace ya casi 10 años nuestro sueño se hizo realidad, y una casa del siglo XVIII en ruinas se convirtió en un hotel de autor, nunca imaginamos que un lugar tan singular se convertiría en un espacio, donde algunos de nuestros huéspedes desearon celebrar algo tan especial como su BODA.