No hay tiempo que perder…

Para nosotros, en Casa Muria, es un mantra que nos repetimos todos los días, disfrutar del día a día. El pasado ya pasó y no es necesario recordarlo, salvo para aprender de él, y el futuro es incierto, solo es útil para soñar con lo que queremos para nuestra vida.